La oración: sujeto y predicado

Observemos los siguientes extractos del cuento "Respuesta":

  • Dwar Ev soldó ceremoniosamente la última conexión con oro. 
  • Dwar Reyn habló brevemente a los miles de millones de espectadores y oyentes.
  • Dwar Ev accionó el interruptor. 
  • Se produjo un impresionante zumbido, la onda de energía procedente de noventa y seis mil millones de planetas.
  • Dwar Ev retrocedió un paso y lanzó un profundo suspiro.
  • El honor de formular la primera pregunta te corresponde a ti, Dwar Reyn.
  • Se volvió para enfrentar a la máquina.
  • Un súbito miedo desencajó el rostro de Dwar Ev. Dio un salto para agarrar el interruptor.
  • Un rayo procedente del cielo sin nubes lo mató en el instante y fundió el interruptor.

¿Cómo están compuestos cada uno de esos enunciados? ¿Contienen verbos conjugados? Reconócelos y señálalos. Identifica la información gramatical que aporta la flexión verbal (persona, número, tiempo y modo).

¿Qué otros elementos aparecen en la oración? ¿Qué relación tienen con ese verbo conjugado?

Encuentra el sujeto expreso siempre que lo haya. Subraya el predicado de la oración. Si no hay sujeto expreso, escribe cuál es el sujeto tácito al que hace referencia el verbo.

Recordamos: ¿qué es una oración?

Una oración es una unidad en la que hay un verbo conjugado que vincula otros sintagmas con él. La oración está constituída por uno o más sintagmas que predican (dicen algo, aportan significados dichos, forman parte de un predicado), y por haber un sintagma sobre el que se dice algo (un sujeto). 

El verbo conjugado es siempre parte del predicado. La flexión o terminación del verbo muestra la concordancia con el sujeto.

El verbo establece relaciones sintácticas y semánticas con los demás componentes de la oración. 

Cada verbo selecciona qué sintagmas lo modificarán. Aquellos sintagmas que son seleccionados por el verbo y que son imprescindibles para comprenderlo son llamados ARGUMENTOS. Si hay otros sintagmas que pueden o no acompañar al verbo, estos son llamados ADJUNTOS.

Observa ahora en los ejemplos de arriba: ¿cuántos argumentos crees que tiene el verbo "soldar"? ¿Y el verbo "retroceder"?

Un constituyente de la oración: el sujeto

El sujeto siempre es un argumento del verbo:

  • Refiere a alguien o algo de lo que se predica, se dice algo sobre él.
  • Según su significado (aporte semántico) puede ser: sujeto agente (quién HACE la ACCIÓN del verbo), sujeto experimentante (a quién le OCURRE el PROCESO del verbo), o sujeto neutro (si el verbo indica un ESTADO).
  • Su información es recuperada en la flexión del verbo: el sujeto concuerda en persona y número con el verbo conjugado.
  • Es un sintagma nominal, o un infinitivo, o una oración subordinada.
  • En español, la posición más común del sujeto es antes del verbo conjugado (sujeto antepuesto). Sin embargo, con algunos verbos, el sujeto suele aparecer después (sujeto pospuesto), como con el verbo "gustar".

Para comprobar si un sintagma es el sujeto, podemos...

  • cambiar la persona y/o el número del sujeto, esto obligará a cambiar también la del verbo, para que concuerde.
  • sustituirlo por alguno de estos pronombres: yo, tú, vos, usted, él / ella, nosotros / nosotras, ustedes, ellos / ellas. También puede sustituirse por "eso".
  • preguntarle al verbo conjugado "quién..." (o en algunos casos "qué..."). Esta prueba por sí sola no nos asegura el sujeto, hay que realizar también alguna de las anteriores.