La historieta

La estructura narrativa del cómic (situación inicial, complicación y resolución) se basa en el montaje y yuxtaposición de pictogramas o viñetas cuya articulación se realiza mediante un lenguaje elíptico. Esto significa que omite elementos y acciones, ya que en las viñetas sólo se selecciona lo más significativo y se omiten espacios muertos que el lector va a recrear en su mente.


En su lenguaje, combina e integra diversos códigos: el verbal, mediante textos lingüísticos, y el no verbal, con imágenes fijas y convenciones específicas.
La estructura narrativa del cómic parte de la unidad narrativa superior, la secuencia, definida como «unidad de acción dramática», la cual está constituida por una o varias escenas, o «unidades de lugar y tiempo», representadas en viñetas. Estas últimas constituyen las «unidades mínimas de la narración».
Aunque con frecuencia la figura del narrador está ausente en muchas historietas gráficas, su intervención es importante para suplir la frecuente elipsis que se produce en el desarrollo de la acción, para dar agilidad al relato, aclarar contenidos o enlazar viñetas.
Los espacios específicos reservados al narrador pueden ser: cartelas, incluidas en la parte superior o inferior de la viñeta en forma rectangular; cartuchos, rectángulos que sirven de nexo entre dos viñetas; y textos en off, procedentes de lugares no visualizados en la viñeta donde aparecen, sino en la anterior o posterior.

Los personajes son los encargados de desarrollar la acción. Sus gestos representan sentimientos: odio, alegría, enfado, sorpresa... y suelen ir acompañados de posturas y actividad corporal acordes con ellos.
La acción en la narración: constituye el desarrollo del argumento. En la historieta gráfica sólo se seleccionan los momentos más importantes, que son los que se representan en la viñeta, pues la imaginación del lector suple la elipsis de los menos significativos.
Para leer la historia en orden temporal, se debe seguir la "línea de indicatividad", según la cual el orden preferente de lectura va de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo, tanto en la sucesión de viñetas como dentro de la misma viñeta.

El espacio reservado para incluir los parlamentos se denomina bocadillo. En su interior se expresa lo que dicen o piensan los personajes. Consta de un globo o contorno, cuya forma depende del contenido, y el rabillo o delta, que indica el personaje al que corresponde el texto.

Lenguaje verbal

Hay historietas gráficas que por la expresividad de su lenguaje icónico no precisan de lenguaje verbal; otras, por el contrario, integran ambos lenguajes.

Al desarrollar la historia a partir de la interacción entre los personajes, el diálogo es la forma lingüística más habitual. Por eso, suelen usarse vocativos cuando cada personaje se dirige a otro. Los verbos suelen conjugarse en primera persona (yo) o en segunda persona (tú). Es frecuente la aparición de signos de interrogación o de exclamación. También pueden aparecer verbos en modo imperativo.
No obstante, al ser un espacio reducido, obliga a la brevedad de los mensajes verbales, que son completados frecuentemente por onomatopeyas. Para saber más sobre las onomatopeyas, haz clic aquí. La frecuente utilización de la onomatopeya en el cómic se debe a su enorme poder expresivo y simbólico.
En las cartelas, la voz del narrador tiene verbos conjugados en tercera persona (él / ellos) y suele estar en presente.

¿Cómo y desde dónde vemos lo que ocurre?

El encuadre constituye el espacio real representado en la viñeta en el cual se desarrolla la acción. La realidad que en cada viñeta se representa se selecciona mediante un recurso cinematográfico: el plano.
Se distinguen diversos tipos de planos, y la elección de uno u otro va en función de la acción que se representa.

  • Gran Plano General: panorámica general del lugar donde transcurre la acción.
  • Plano General : figura completa del personaje y parte del contexto.
  • Plano Americano: la figura hasta las rodillas.
  • Plano Medio: encuadra la figura hasta la cintura.
  • Primer Plano: encuadra la figura desde la cabeza a los hombros.
  • Plano Detalle: parte de la figura o un objeto que se quiera resaltar.

El punto de vista desde el que se observa la acción se enfoca mediante diversos tipos de ángulos de visión:

  • Ángulo normal o medio: a la altura de los ojos.
  • Ángulo picado: de arriba hacia abajo.
  • Ángulo contrapicado: de abajo hacia arriba.

Por último, el formato es la forma del contorno que adopta la viñeta; la más usual es rectangular, aunque puede tener otros formatos: cuadrado, redondo, en forma de nube... en función del contexto.

Recursos visuales

Las figuras cinéticas, son recursos para reproducir sensación de movimiento. El desplazamiento de los personajes y objetos en el espacio se indica mediante rayas y curvas; de esta manera se consigue el dinamismo de la acción de la cual carece la imagen fija.
La metáfora visual es una convención gráfica que expresa el estado de ánimo de los personajes. En ella, mediante una imagen se representa un sentimiento o pensamiento: la bombilla, una idea luminosa; las estrellas, el dolor; la interrogación, perplejidad... Generalmente están basadas en frases provenientes del lenguaje oral: tener una idea luminosa, ver las estrellas... Las interrogaciones y admiraciones son metáforas visuales procedentes del lenguaje verbal.
----------------------------------------------------------------------------------------------------Bibliografía

Prado Aragonés, J. (1995). Aprender a narrar con el cómic. Revista Comunicar, octubre, número 5.

A continuación, pueden visualizar la presentación elaborada por 

el Prof. Leonardo Rodríguez.