La interrogación y el tilde diacrítico

27.03.2019

Acentuación de palabras de una sola sílaba (monosílabas) y de pronombres de dos sílabas

Las monosílabas (palabras que tienen una sola sílaba) por regla general no llevan tilde.
Ejemplos: luz, fe, vi, dio, fue, voy.
Sin embargo, cuando dos o más monosílabos son iguales en cuanto a la forma pero tienen distintos significados y categorías gramaticales, se usa el llamado TILDE DIACRÍTICO o diferenciador, justamente, para diferenciarlos. 

Algunos ejemplos son:

  • mí (pronombre personal) ¿Tienes algo para mí? / mi (adjetivo posesivo; nota musical) Te invito a cenar a mi casa.
  • tú (pronombre personal) Tú siempre hablas poco. / tu (adjetivo posesivo) ¿Dónde está tu bicicleta?
  • té (sustantivo: planta, infusión) Tomá una taza de té. / te (pronombre personal; sustantivo) Te traje el libro. / te (sustantivo: nombre de la letra). La te es una consonante.
  • él (pronombre personal) Me lo dio él. / el (artículo) El niño está contento.
  • sé (presente verbo saber; imperativo verbo ser) Yo no sé nada. Sé inteligente: lee muchos libros. / se (pronombre personal) Se durmió profundamente.
  • dé (imperativo verbo dar) Dé las gracias. / de (preposición; sustantivo) Una mesa de madera. / de (sustantivo: nombre de letra) La de es una consonante.
  • más (adverbio) Corre más rápido. / mas (conector adversativo) Quiso convencerlo, mas no pudo.
  • sí (adverbio, pronombre reflexivo, sustantivo) Sí quiero. Solo habla de sí mismo. Tardó varios días en dar el sí al proyecto. / si (conjunción; nota musical) Si llueve no voy. Una canción en si bemol.

Pronombres interrogativos y exclamativos

Hay algunos pronombres que se usan para realizar preguntas o exclamar:

  • Qué
  • Quién
  • Dónde
  • Cuándo
  • Cómo

Cuando se usan en este sentido, siempre llevan tilde.

Existen distintos tipos de preguntas, los cuales se organizan dividiéndose en dos grandes grupos: oraciones interrogativas directas y oraciones interrogativas indirectas.

Las oraciones interrogativas directas

Las oraciones interrogativas directas son aquellas oraciones por medio de las cuales realizamos una pregunta de manera que esperamos que el interlocutor nos responda.

Así, las oraciones interrogativas directas deben llevan siempre los signos de interrogación, tanto el que abre la oración (¿) como el que la cierra (?). Es muy importante que no nos olvidemos nunca de ninguno de los dos signos, especialmente del que inicia la oración interrogativa, ya que este es característico y de uso obligatorio en la lengua española, a diferencia de otras lenguas como el inglés.

De esta forma, podemos decir que las oraciones interrogativas directas son las preguntas en sí mismas, como por ejemplo las siguientes:

  • ¿Qué hora es?
  • ¿Dónde vives?
  • ¿Cuánto cuestan estos alfajores?
  • ¿Quién es tu mejor amigo?

Las oraciones interrogativas indirectas

En español también podemos expresar preguntas de una manera menos directa. Para ello utilizamos las oraciones interrogativas indirectas, que son aquellas oraciones que se diferencian, principalmente, de las oraciones interrogativas directas en que las indirectas no deben llevar ninguno de los dos signos de interrogación (¿?) puesto que si no, estaríamos ante preguntas formuladas directamente.

En cambio, por medio de las oraciones interrogativas indirectas también podemos transmitir la cuestión pero a través de otros recursos lingüísticos, como son los llamados "verbos de lengua", "verbos de habla" o también "verbos de entendimientos", pues se trata de verbos relacionados con el acto de enunciar una idea.

Dichos verbos funcionan siempre como el verbo principal de la oración de la que depende la oración interrogativa. Los principales verbos de lengua relacionados con las oraciones interrogativas indirectas son los siguientes: "decir", "preguntar", saber", "aprender" o "conocer", entre otros.

Para entender mejor cómo funcionan las oraciones interrogativas indirectas, vamos a ver a continuación algunos ejemplos de ellas:

  • Me preguntó dónde vivía.
  • Los turistas no sabían cuánto costaba el boleto.
  • Me pregunto a qué hora salimos hoy de clase.
  • Tengo que preguntar a la profesora cómo hay que hacer los deberes.

En resumen, podemos decir que existen dos tipos de oraciones interrogativas dependiendo de si formulamos una pregunta directamente (con signos de interrogación) o bien si preferimos hacerlo a través de un verbo de lengua y sin emplear los signos de interrogación, en cuyo caso, estaríamos utilizando una oración interrogativa indirecta.